+. Turismo en Galicia: Mejores sitios para coger setas y castañas en Galicia TURISMO EN GALICIA - Hoteles Rutas Playas Fiestas - GALICIA
Turismo en Galicia -- --

Turismo en Galicia

viernes, octubre 22, 2010

Mejores sitios para coger setas y castañas en Galicia

Mejores lugares para setas y castañas en GaliciaComienza el otoño con la caída de las hojas, hermosos colores en los campos y brotan las setas. El otoño es la época ideal para que surjan las setas porque es el momento en que coinciden los niveles apropiados de temperatura y humedad que los hongos necesitan para dar sus frutos,

Galicia es una tierra idónea para las setas, hay mucha agua, humedad y la temperatura adecuada, además Galicia esconde bosques llenos de colorido y caminos que invitan a ser recorridos en otoño. Las especies características del otoño gallego son la macrolepiota, el champiñón, el boleto y el níscalo. Son las que primero salen en otoño y las más buscadas por ser comestibles y fáciles de identificar. En Galicia además abundan los castaños, árboles milenarios que en esta época ofrecen sus verdes erizos rellenos de castañas, antiguamente los castañares predominaban pero desgraciadamente fueron paulatinamente sustituidos por un árbol de Oceanía que acidifica y seca el suelo: el eucalipto, pero sobretodo en el interior de Galicia quedan aún buenos castañares que detallaremos más adelante.

En la recolección de setas se necesita un monte limpio y es muy importe reconocer las especies y siempre ante la duda no cogerla, debemos ir con navaja y cesta, ni bolsa de plástico ni arrancarlas. de entre las 4.000 especies diferentes que se dan en Galicia a lo largo de todo el año, puedes ver en este enlace las setas más frecuentes en Galicia, hay unas 8 que son mortales, son "la amanita phalloides, la amanita verna, la amanita virosa, tres tipos de lepiotas pequeñas, uno o dos tipos de cortinarius y una galerina” apunta el profesor Álvaro Martiáñez. Los níscalos, por ejemplo, se dan mucho en los pinares, puesto que los pinos y los níscalos están hermanados por asociación micorrícica (mutuo beneficio).

Video para distinguir los boletus.


Fiestas micológicas
El Concello de Cambre celebra la Semana Micolóxica todos los años en estas fechas. Una de las ferias gallegas que destacan los expertos es la Feira de Fungos e Cogumelos de As Pontes, que se celebra el 1 de noviembre. Esta celebración incluye un concurso de hongos y degustación popular. La Casa de las Ciencias de A Coruña celebra todos los años la mayor exposición de setas de Galicia con hasta 200 especies, y los días 6 y 7 de noviembre se celebra la "festa da Castaña e do Cogomelo" en Riós (Ourense) y para turistas está el programa a la búsqueda de la seta.

Los mejores montes para coger setas en Galicia

Pinares costeros de zonas arenosas, el límite de la provincia de Pontevedra y Ourense: Freas en Piñor de Cea, Serra do Édramo, Area de Peña Trevinca, Montes de Cervo, Tabeirós en Terra de Montes, Fragas do Eume, la Asociación micológica Viriato tiene un estupendo parque micológico en el río Belelle. Hay numerosos montes y bosques aptos y es muy importante ir en el momento apropiado para que la recolecta sea idonea, pero a continuación describiremos las mejoras zonas de Galicia detalladamente para los buenos amantes de la micología y los mejores sitios para coger setas en España pueden verse en este enlace.

Pinares costeros de las Rías BaixasBoletus Edulis en un pinar de las Rias Baixas
Para las setas que se dan en coníferas son ideales los pinares costeros de los montes de la península del Morrazo y toda la parte occidental de la Comarca del Salnés, recomendamos en el Morrazo el pinar dunar de Barra, las fragas de Coiro, el lago de Castiñeiras, Chan de Arquiña, carballeiras de Hans de Cela y Hermelo en el Salnés San Vicente do Mar, Reboredo, bosques costeros de Portonovo, y la Isla de Arousa, lugares ideales para apreciar el apetitoso Cantharellus cibarius. En estos bosques habrá que poner precaución y tener sumo cuidado de no confundir la Amanita verna, que es de color totalmente blanquecino, con Agaricus campestris, Agaricus arvensis, Agaricus silvicola y Agaricus macrosporus, y con las Amanita solitaria y Amanita ovoidea, todas ellas comestibles, pero por su color blanco y similar morfología, pudiera confundirse con la mortal Amanita verna. Estas zonas en Otoño son un auténtico vergel para los Lactarius deliciosus y Lactarius sanguifluus; Tricholoma portentosum, Tricholoma terreum, y Tricholoma equestre, con sus varidades auratum y flavovirens, Tricholoma fucatum; Hydnum repandum e Hydnum imbricatum; Cantharellus cibarius, Cantharellus lutescens y Cantharellus tubaeformis; Boletus edulis y Boletus pinicola; Russula virescens, Russula vesca y Russula cyanoxantha,

Los bosques de la sierra del SuídoSantuario de A Franqueira Sierra de O Suído
En los bosques de interior de Galicia, en la búsqueda de los bosques caducifolios, desde Pontevedra hacia Pontecaldelas y saliendo por la C.531 llegamos a Gaxate por encima del río Oitavén, cruzando el puente y a la izquierda por la PO-240 llegaremos a los pueblos de Xende, A Grifa, Xesta y Pigarzos, lugares con una de las mayores carballeiras de Galicia con centro en A Capela dos Prados, robledal con hermosas panorámicas y pintoresco entorno, debajo de la capilla en las riberas del río Xesta abundan bosques de alisos y robles con hermosos prados de hierba. Este inmenso robledal en plena sierra del Suído por su altitud de unos 800 m. y la proximidad al río conserva la humedad propicia para disfrutar de manjares como: Boletus reticulatus, Boletus aereus, Boletus edulis y Boletus erythropus; Russula virescens, Russula cyanoxantha, Russula vesca y otras; Cantharellus cibarius; Amanita rubescens; Hydnum repandum e Hydnum rufescens

Bosques de Catasós
Cerca de Lalín por la carretera N-525 de Santiago a Pontevedra, se encuentra el pueblo de Catasós donde existen estupendos bosques de robles y castaños, a derecha e izquierda de la mencionada carretera adentrándose en los bosques se pueden encontrar exquisitos hongos como: Boletus reticulatus, Boletus edulis, Boletus erythropus; Cantharellus cibarius; Hydnum rufescens, Russula virescens, Russula cyanoxantha y Russula vesca; Amanita rubescens, y otros tipos de hongos no menos interesantes. En el bosque principal que cae a la izquierda de la carretera que va de Lalín a Ourense, los entendidos en la materia, afirman que los robles allí exitentes son los más grandes de Europa, desde luego si lo son de Galicia. Este bosque es digno de ser conservardo y protegido por la mejestuosidad de su masa arbórea y belleza arbustiva.

Antas de Ulla
En Antas de Ulla junto con Monterroso, Olveda y alrededores, comienza el triángulo formado por pequeños y hermosísimos bosques, donde todavía se conserva una buena parte de masa arbórea autóctona, asentada sobre terreno en su mayoría calizo, lo que hace de esta zona un lugar idóneo para el desarrollo y crecimiento de variedad, cantidad y calidad de hongos. En el mismo triángulo también existen otros lugares, que se conservan con su masa arbórea autóctona e idéntico tipo de terreno, donde con un poco de suerte se pueden encontrar excelentes bocados, como: Boletus edulis, Boletus aereus, Boletus reticulatus y Boletus erythropus, entre otros comestibles y no tan comestibles. Los dos primeros boletus son exquisitos hongos de carne blanca, muy buscados por el campesinado del lugar que los malvenden en la fábrica de conservación y envasado de Monterroso. En estas zonas se encuentran grandes praderías donde podemos hallar los codiciados "champiñones", como: Agaricus arvensis, Agaricus macrosporus y Agaricus campestris, así como la arómatica "sendeiriña" o Marasmius oreades, una vez seca. En los mismos prados, bordes y cunetas de las carreteras suelen ser hábitats muy dados para encontrar la seta más emblemática de Galicia: la Macrolepiota procera que cuando sale en el mes de octubre, suele ser la seta más buscada por Galicia y norte de Portugal. Es una seta archiconocidísima, buscada y comida secularmente por el campesinado.

Comarca de Sarria
A caballo entre las comarcas de Monterroso y O Incio y dada la masa arbórea y arbustiva existente en la comarca, donde destacan los robles, castaños, abedules, chopos, Pinus radiata, Pinus pinaster, asentada sobre terreno con contenido de pH que se acerca más a las calizas que a los ácidos es zona rica en especímenes fúngicos. Se recomienda adentrarse en los bosques de las aldeas de Piñeira y Callás, donde con un poco de suerte podemos encontrar Cantharellus cibarius y su variedad Pallens y Cantharellus tubaeformis; Boletus aereus, Boletus reticulatus y Boletus erythropus; Russula virescens, Russula cyanoxantha y Russula vesca; Amanita rubescens y Amanita spissa; Clitopilus prunulus; Hydnum repandum, Hydnum rufescens e Hydnum imbricatum, entre otras muchas setas no menos agradecidas. Muy cerca de los mencionados pueblos se encuentra un gran bosque de coníferas (casi todo de Pinus radiata), conocido por aquellos lares como el "Monte de la abuela", donde en la estación otoñal, a parte de los Boletus pinicola, se pueden hallar Tricholoma equestre y Tricholoma portentosum. En dicho monte, tanto los boletus de carne blanca como los Tricholoma equestre y Tricholoma portentosum están sumamente buscados.

Comarca de O Incio
O Incio es un municipio montañoso, con pequeños y profundos valles que le da una gran variedad de paisaje. Es uno de los municipios de la provincia de Lugo que mejor conserva las especies arbóreas autóctonas, como son entre otros, los robles, castaños, chopos, nogales, alisos, avellanos y otras especies. Su relieve experimenta un fuerte declive desde la sierra de O Courel hasta la depresión de Monforte de Lemos. Desde Hospital de Incio podemos ir a Ferrería do Incio, introduciéndonos por la carretera LU-642 que nos llevará a un pequeño balneario, es un excelente punto de partida para realizar un recorrido micológico por los bosques autóctonos de la zona, aunténtico paraíso fúngico.Esta zona es uno de los pocos lugares de Galicia donde se puede encontrar la archifamosa Amanita caesarea.

Bosque de Castaños GaliciaOtro punto de esta ruta en O Incio se encuentra en la pequeñísima aldea de Saa do Incio. Para llegar al mismo, desde Hospital do Incio nos introduciremos por la carretera LU-643, que va desde dicho punto a Puebla de Broullón. A los dos o tres kilómetros de la salida de Hospital de Incio y, a la izquierda de la mencionada carretera, encontraremos un cartel que nos señalizará el camino que nos llevará hasta Saa do Incio. Desde dicho pueblo seguiremos avanzando hasta cruzar un pequeño puente que atraviesa el río Cabe, cuyo nacimiento se encuentra por encima de Ferrería do Incio. A los pocos metros de atravesar el puente, dejaremos los automóviles y nos introduciremos a pie por los hermosos bosques de castaños, donde se recogen las sabrosísimas castañas del Incio. entre los bosques de la zona de Saa do Incio, con un poco de suerte podemos encontrar exquisitas setas como Cantharellus cibarius, Cantharellus cibarius v/ Pallens y Cantharellus friesii, aromáticos y persiguidos bocados; Boletus reticulatus, de excelente carne blanca y olor avellanado; Russula virescens, Russula cyanoxantha y Russula vesca, las mejores de su género, muy apropiadas para revueltos y tortillas. Por supuesto en otoño esta zona es todavía mucho más interesante que la estación primaveral para el aficionado o estudioso del mundo fúngico, puesto que la eclosión de setas es variadísimo. En otoño, suele salir el Boletus aereus, el más buscado y mejor de los boletus de carne blanca y el más consistente de todos ellos; el Boletus erythropus, de carne amarillenta que al cortarla cambia al azul intenso, pero muy sabrosa, sobre todo si se seca y se hace polvo con su carne ya que se vuelve muy aromática y sirve para aderezar las comidas; el Clitopilus prunulus, con nombre vulgar de "fariñeira", seta muy frágil cuando está embebida en agua, y con fuerte olor a harina fresca; la Fistulina hepatica, tan codiciada y buscada por los micofágos. Por supuesto también podemos encontrar los Cantharellus cibarius, Cantharellus cibarius v/ Pallens y Cantharellus friesii, así como otros hongos no menos apetitosos. Para el estudioso de la micología, quizás la comarca del Incio sea una de las mejores zonas de Galicia, donde se concentra un mayor número de Ramaria. De hecho, en los alrededores de Saa do Incio, se encuentra la Ramaria aurea, Ramaria fumigata, Ramaria formosa, Ramaria neoformosa y Ramaria botrytis.

Ribeira Sacra
En la Ribeira Sacra dentro de la provincia de Lugo podemos encontrar grandes extensiones de coníferas, grupos aislados de robles, algún que otro castaño y abedul, así como buenas praderías, donde podemos deleitarnos en la búsqueda de setas. Al pasar el pueblo de Sober, llegamos a Anllo. Cerca de esta aldea se encuentra una gran extensión de bosque repoblado de coníferas, que suelen llegar muy cerca de la Ribera Sacra lucense. También por sus alrededores existen bosques de robles y algún que otro abedul, intercalado con coníferas y otros árboles de hoja caediza, aunque algo alejados unos de otros. En los bosques de coníferas de la zona de Anllo, casi todo de Pinus pinaster, si las condiciones climáticas son favorables, se pueden encontrar Boletus pinicola, Cantharellus cibarius, Russula virescens, Russula cynoxantha y Russula vesca. Si se nos ocurre ir en la estación otoñal, podemos recoger Boletus edulis y Boletus pinicola, Clitopilus prunulus, Tricholoma equestre y Tricholoma portentosum, Cantharellus cibarius y Cantharellus tubaeformis, Hydnum repandum e Hydnum rufescens, entre otras setas comestibles y no comestibles.

En una de las faldas de la sierra del Torbeo, ya visibles desde la carretera cuando se va en automóvil, existe un gran bosque de castaños centenarios que cuando las condiciones climáticas son favorables, se pueden encontrar los exquisitos Cantharellus cibarius, así como su variedad Pallens que, por aquellos lares, se conoce por el nombre vulgar de "caca fina". También se encuentra el Craterellus cornucopiodes, de un tamaño exageradamente alto con respecto a los que se suelen dar en otras zonas de Galicia. Tanto en Castro de Abaixo, como en Castro de Arriba, las "caca fina" las preparan como si de pulpo a la feria se tratase, con su pimienta picante y todos los demás condimentos. El paisaje visto desde la cima de la sierra del Torbeo, es sencillamente delirante.

En las empinadas laderas de la ribera del río Sil se cultivan vides del famoso vino de Amandi, derivado de la uva mencía. El cañón del Sil es uno de los accidentes geográficos más notables de Galicia, teniendo en ambos márgenes estupendos miradores para poder contemplar y deleitarse con un incomparable monumento paisajístico que la naturaleza nos regala por aquellos lares.

Sierra de O Courel
La Sierra de O Courel es un Espacio Natural Protegido que tiene como límites naturales el Camino de Santiago por el Norte, el vecino León por el Este y el cauce del Río Sil al Sur. En su extensión, de aproximadamente 20.000 Hectáreas, multitud de ríos descienden de las altas cumbres formando unos hermosos valles con las típicas devesas, bosques de vegetación autoctona que alcanzan en el Caurel su mayor expresión.

Otoño en O Courel GaliciaLa Castaña en el Courel Los soutos de castaños forman uno de los paisajes más típicos del Caurel. Este árbol, del que podemos ver ejemplares centenarios en toda la sierra, está intimamente ligado a la forma de vida de los habitantes de la Sierra. Durante los siglos, estas gentes han utilizado su madera para calentarse en el duro invierno, su fruto para su alimentación y la de los animales que dormían sobre sus hojas. La flor (candea) es utilizada para obtener miel. La castaña es un elemento clave de la gastronomía local, en sustitución de la patata, y acompañando al cerdo. La Fiesta de la Castaña se celebra en noviembre con una degustación gratuíta de productos de la tierra, vino y queimada y muestra de artesanía popular, alternando un año en Folgoso y otro en Seoane.

Una devesa con tantas especies arbóreas y esas condiciones óptimas de humedad provoca el desarrollo perfecto de hongos y setas. Lenguas de gato (Hydnum repandum), lengua de vaca (Fistulina Hepática) además de diversas variedades de boletus (Boletus Edulis, Boletus pinicola, Boletus aestivales) encuentran en estos frondosos bosques su hábitat ideal. Ya en los prados podemos encontrar otras especies comestibles como lepiotas (Macrolepiota Procera), champiñones (Agaricus Campester) y coprinos (Coprinus comatus).

Por la carretera LU-651 que va de Quiroga, pasando antes por Folgoso de Courel, a Seoane de Courel se deberán visitar las pequeñas aldeas y sus interesantes bosques, como son: Moreda, Parada, Mercurín, Froxán, Ferreiros de Abaixo, Ferreiros de Arriba, Liñares, entre otros. Para acceder a Folgoso y Seoane también se pueden escoger otras interesantes rutas, como pueden ser desde Herrería de Incio, o desde Puebla de Broullón a Parada dos Montes. Si seguimos caminando hacia arriba por el sendero que parte de Moreda, nos llevará a Fontes do Cervo y tanto a un lado como al otro del mismo, si nos adentramos un poco, encontraremos bellísimos y raros hongos de difícil determinación, así como otras setas más fáciles de precisar. Desde luego, dada la humedad y el microclima existente debido a la cortadura de las montañas y el abrigo de las mismas, se puede asegurar que dicho lugar es un paraíso para las setas y hongos superiores e inferiores. Verdaderamente para el curioso y sobre todo, para el estudioso, el mundo fúngico allí existente, quizás sea uno de los mejores lugares que existen en Galicia. Al recorrer más de dos tercios del sendero monte arriba nos encontraremos con las fuentes de Cervo, que manan de las rocas de la montaña. De uno de los manantiales brota agua con componentes ferrugíneos y del otro manantial, agua clara y muy digestiva, ambas frías, incluso en los meses de julio y agosto. Por el sendero llano de cabras que en dicho lugar existe, encontraremos las plantas de los arándanos, así como un buen número de plantas autóctonas, entre ellas la árnica, planta que está a punto de desaparecer y que se recomienda proteger. Asimismo, encontraremos variada arboleda como el acebo, árbol que está protegido, el tejo, conífera de lentísimo crecimiento, avellanos, serbal del cazador, entre otros muchos que están dentro de la fraga. Otro bosque que no debemos dejar de visitar ni pasar por alto, uno de los muchos bosques de castaños que existen en la sierra del Courel, es el que está situado en la aldea de Parada donde nació el poeta Uxío Novo Neyra.

Sierra de Os Ancares
Nacional-VI de A Coruña a Madrid hasta Pedrafita do Cebreiro, Para acceder al corazón de la sierra de los Ancares, debemos de proseguir nuestra andadura desde Pedrafita por la carretera LU-723, hasta llegar a Campo da Braña (Degrada), bien por Doiras o bien por San Román (Cervantes), capital de la sierra de los Ancares lucenses. A nuestro juicio, el recorrido más cómodo y menos arriesgado para situarse en Campo da Braña, es el que va de Pedrafita do Cebreiro a San Román de Cervantes. Dentro del término municipal de Cervantes se halla la atractiva sierra de los Ancares, auténtico parque natural de Galicia.
Sierra de Os Ancares GaliciaEn el Piornedo se conservan viviendas prerrománicas, de origen celta, habitadas hasta no hace mucho tiempo. En Vilariño, se alza el castillo de Doiras. En Campo da Braña iniciamos la ruta de Cabana Vella hasta llegar a Tres Bispos, a ambos lados del sendero que cruza el lugar hay una inmensa fraga compuesta por árboles y plantas autóctonas, de una majestuosa belleza, donde en época adecuada y óptimas condiciones climáticas se pueden recoger sabrosos y nutritivos hongos comestibles. Cerca de Degrada y cogiendo la ruta hacia San Román de Cervantes, aproximadamente a la mitad del recorrido, se encuentra una enorme masa forestal, compuesta casi toda toda por coníferas del tipo Pinus silvestris, donde con un poco de fortuna, podemos hallar el delicioso manjar denominado Boletus edulis v/ fuscoruber.

Bosques de Castro Caldelas
En los alrededores de la villa de Castro Caldelas existen exuberantes bosques de robles, castaños y otra variada arboleda, donde podemos encontrar suculentos hongos comestibles,

Comarca de A Pobra de Trives
Cerca de A Pobra de Trives se encuentra el pequeño pueblo de Pena Folenche, donde se pueden ver buenas campas para los hongos de praderías, además de buenos bosques de castaños, robles y otros árboles que hacen el inicio de la imponente fraga da Pena, tomada por la parte superior de dicho pueblo. En los alrededores de Puebla de Trives también podemos ver buenas campas, bosques de castaños, robles y coníferas, donde podemos con un poco de fortuna encontrar los apetecibles Agaricus arvensis, Agaricus macrosporus y Agaricus campestris, entre otros. También podemos encontrar la aromática y sabrosa "sendeiriña" o Marasmius oreades, así como la archifamosa y conocidísima por el campesinado de aquella zona, el "cogordo" o Macrolepiota procera, símbolo o escudo de la Agrupación Micológica "A Zarrota" de Vigo. En los mismos prados se pueden encontrar otras Lepiota muy parecidas a la Macrolepiota procera, como puede ser la Macrolepiota rhacodes, Lepiota excoriata y Lepiota naucina, esta última muy parecida a las Amanita blancas, como pudieran ser la Amanita virosa y la Amanita verna, por lo que no se debe de confundir, para evitar desagrables y fatales errores.

Subiendo desde A Pobra de Trives hacia Manzaneda, ya se empiezan a ver interesantes bosques de castaños y robles, así como hermosos prados, que también abarcan los alrededores de Manzaneda. Hacia la cima de Cabeza de Manzaneda existen grandes plantaciones de coníferas, casi todas de Pinus silvestris, donde entre los meses de octubre-noviembre-diciembre se suele encontrar el Hygrophorus hypothejus. Aunque personalmente no he tenido la fortuna de encontrarlo, es de suponer que en la masa forestal existente en los llanos de Cabeza de Manzaneda, en los meses de marzo-abril, con un poco de suerte y paciencia para buscarlos, también podamos encontrar uno de los mejores Hygrophorus, e1 buscadísimo y sabroso Hygrophorus marzuolus. También y por referencias de nuestros amigos de la Agrupación Micológica "Os Lactouros" de Monforte de Lemos, por los bosques de caducifolios de Manzaneda se ha encontrado la tan buscada y famosa Amanita caesarea, lo que quiere decir que puede ser un buen hábitat para este sabrosísimo hongo.

Por los bosques de la zona de Petín y A Rúa, podemos encontrar Boletus reticulatus, Boletus edulis, Boletus pinicola, Boletus aereus, Boletus edulis v/ Fuscoruber. Desgraciadamente, excepto el Boletus reticulatus, típico boleto de carne blanca que suele salir en primavera-verano, el resto se extinguirá totalmente a corto plazo, dada la forma brutal de su recogida, de la misma manera que se hizo por la zona de Monterroso, y lo que irá pasando a mediano plazo por todos los bosques de Galicia.

Comarca de Valdeorras
No debemos de dejar de lado las plantaciones de chopos existentes en los alrededores de O Barco de Valdeorras, lugares cuyo hábitat puede ser especialmente óptimo para la búsqueda de las "pantorras", nombre vulgar que se le da por la zona al género Morchella. Por cierto que nuestro común amigo Cristóbal Ruíz Leivas, gran aficionado a las setas, suele preparar en primavera unos suculentos platos, a base de Morchella y caracoles, que en dicha estación forman una "micorriza en perfecta simbiosis".

Dentro de la comarca de O Barco de Valdeorras, es de obligada visita aunque se dejen a un lado el resto de los bosques, el ir y recorrer con todo detenimiento un hermosísimo bosque de sobreiros (alcornoques en castellano) situado por detrás de Castro de Valdeorras, al que debemos agradecer su visita a nuestro mencionado amigo Cristóbal Ruíz Leivas, jalonado con plantas y arbustos de penetración mediterránea y alguna que otra conífera esparcidas por fuera y dentro del majestuoso bosque de hoja perenne y que, una vez dentro, los ojos atónitos no dan crédito a lo que están contemplando por primera vez

La zona de O Barco de Valdeorras, tanto a la derecha como a la izquierda del valle que atraviesa el río Si1, está jalonada de bosques de castaños, robles y coníferas. Asimismo se encuentran grandes extensiones de plantaciones de álamos, en la que el buscador de setas puede con un poco de fortuna encontrar setas del género Morchella, así como la variedad Valdeorrensis,

Bosques de la zona de Rubiá y Robledo
Desde la carretera N-120 desviándose hacia la OR- 622 llegaremos a los fabulosos bosques de la zona de Rubiá y Robledo, donde la gran mayoría de castaños son centenarios y robles, chopos, abedules y coníferas de más de 40 años, masa arbórea noble y casi toda centenaria donde se recogen gran cantiadad de hongos comestibles, para consumo propio y venta al mercado. Si seguimos hacia la montaña desde Rubiá por la carretera OR-622, nos introduciremos en la zona del pueblo de Robledo, donde existe a mi juicio, una de las mayores concentraciones de castaño de Galicia. También se encuentran bosques de robles y coníferas, donde es de esperar por sus tierras calizas y su variedad de masa arbórea y arbustiva que resulte un auténtico paraíso para los amantes del mundo fúngico.

Fuente: El detalle de rutas y bosques ha sido extraído del magnífico trabajo publicado por Alfonso Rey Pazos en la web de la agrupación micológica “A ZARROTA” donde puede ser leído en su totalidad.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

1 comentarios

1 Commentarios:

Anonymous KEDENAR, CASA RURAL EN NAVARRA opina...

Felicidades, muy buen artículo. Hay que ser consciente del peligro de las setas, hay que conocerlas muy bien.
Saludos

noviembre 27, 2010 1:31 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

Enlaces a este post:

Crear un enlace

<< Home

Creative Commons License